VIOLENCIA DE GÉNERO

Todos los 8 de Marzo celebramos el día de la mujer como una reivindicación en aras de la salvaguarda de los derechos de la mitad de la población. La lucha contra la violencia de género sigue viva.

Las estadísticas de muertes por esta causa lo demuestran. Es más, también los hijos se han sumado a esta lacra social.

Nos gustaría que nuestras hijas se sintieran seguras en una sociedad que las defiende del agresor. Es por eso que agradecemos la iniciativa de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género  en colaboración con la Organización Farmacéutica Colegial por la creación de un protocolo de actuación en la FARMACIA COMUNITARIA ante la VIOLENCIA DE GÉNERO.

Este protocolo tiene como objetivo ayudar a detectar las primeras señales de violencia a todas las personas que trabajan en una farmacia. También orienta en saber cómo actuar ante la sospecha de que una mujer que acude a la farmacia esté siendo víctima de su pareja.

La farmacia como servicio asistencial puede ser un lugar idóneo en el que la mujer puede pedir ayuda y el lugar que le facilite información para dar el tan difícil paso de la denuncia. Por eso el lema es muy acertado.

Estás en un lugar seguro: Ante una situación de violencia de género, te ayudamos.

Creo que deberíamos reflexionar sobre los motivos que llevan a un hombre a enfrentarse a su pareja buscando el dominio del sometimiento. Si la ley del más fuerte alimenta la debilidad del cobarde, nuestras reivindicaciones femeninas no tendrán fin.

Parece asombroso que la mitad de la población necesite reivindicar sus derechos enfrentada a la otra mitad. Una guerra más, que deja de manifiesto que cuando toma el mando la fuerza bruta, los golpes forman parte de un camino a una calle sin salida.

La muerte el final más trágico. En el silencio quedan muchísimas mujeres que han dejado en el anonimato al agresor porque han corrido mejor suerte.

Siempre será el macho más fuerte que la hembra en su constitución física. Así lo establece la naturaleza. Quizás nuestras abuelas fueron más listas y amaron al niño y se unieron al hombre en la lucha de la vida.

Quizás la clave está en unirnos todos contra la barbarie. Hombres y mujeres que queremos un mundo mejor.

Desde aquí queremos ayudar a difundir,  en un día tan especial como hoy, este protocolo al conjunto de la sociedad. Todos podemos ayudar a prevenir y proteger a las personas que están sufriendo agresiones.

Cartel informativo que se ha difundido en las farmacias.
Se trata de sumar esfuerzos para ayudar a las mujeres que sufren violencia de género

Ánimo a todas las mujeres a:

Sentir la fuerza que parte de sus entrañas.

Decir que NO a todo tipo de agresión que atente contra la capacidad de decidir sobre su propia vida.

Oponerse a los viejos consejos de sumisión como única vía de salida.  

Denunciar los hechos que nos liberan a todos de la culpa.

A SER MUJER

¡ FELIZ VIDA !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *